Vicios de Refracción: Hipermetropía

Hipermetropía

La hipermetropía es un vicio de refracción en el cual el diámetro anteroposterior del globo ocular es corto. Las imágenes se enfocan por detrás de la retina, y por ello la visión es borrosa, especialmente de cerca.

La mayor parte de los niños son hipermétropes al nacer (hipermetropía fisiológica), un defecto que se va corrigiendo a medida que se desarrolla el ojo, y suele desaparecer en la adolescencia. Si llegada esta edad no se ha corregido completamente, es probable que persista de por vida, aunque sin evolución.

El síntoma principal es la visión borrosa de objetos cercanos. Sin embargo, la mayoría de los pacientes con hipermetropía suelen ser asintomáticos durante la juventud, ya que logran compensar la mala visión cercana utilizando la capacidad de acomodación del cristalino (lente natural del ojo cuya elasticidad permite enfocar los objetos). La capacidad elástica del cristalino se pierde con la edad.

Tratamiento

Anteojos, lentes de contacto, cirugía láser y lentes intraoculares.