Uveítis e Infecciones Oculares

Uveítis e Infecciones Oculares

El ojo está formado por tres capas diferentes de tejido . La capa más interna es la retina, La capa más externa es la esclerótica y la capa intermedia entre la esclerótica y la retina es la úvea.

La úvea contiene muchos vasos sanguíneos que llevan la sangre hacia adentro y hacia afuera del ojo. Ya que ésta nutre muchas partes importantes del ojo (como la retina), una inflamación de la úvea puede dañar su visión.

La uveítis se puede desarrollar súbitamente, bien sea con un enrojecimiento y dolor de los ojos, o con visión borrosa indolora. Además del ojo rojo y dolor de los ojos, otros síntomas de la uveítis pueden incluir sensibilidad a la luz, visión borrosa, disminución de la visión y manchas flotantes.

En general las uveítis pueden estar asociadas con otras enfermedades del cuerpo, muchas de éstas autoinmunes.

Tratamiento

Medicación con colirio.